Sábado Santo: la espera en un horizonte esperanzador que nos sostiene

por | Abr 16, 2022

La espera no es la cualidad más frecuente de quienes vivimos en esta época. Estamos acostumbrados a la inmediatez. A veces la espera desespera. Después de una situación crítica, cuando hay una cierta calma pero todavía las cosas no se normalizan, la sensación no es la más gratificante. Un enfermo que vive una emergencia y logra salvarse, necesita un tiempo antes de recuperarse totalmente y esa quizá es la experiencia que puede acercarnos a lo que se vive el sábado santo antes de la resurrección. Después de la muerte de Jesús se vive tan intenso el dolor, el miedo, el enojo, la impotencia entre los discípulos. Se respira una cierta calma pero acompañada de una frustración, desesperación que los mantiene encerrados.

Por otra parte María es quien experimenta la tristeza de la muerte cruel de su hijo, con la mirada en la resurrección que aún no llega.
La espera en un horizonte esperanzador que nos sostiene, mientras aguardamos que Dios resucite a su Hijo y que Jesús venga a consolarnos.

Mientras tanto pensemos quién necesita de mi cercanía, consuelo, ánimo para poder ser testigo de la resurrección. Hoy estamos invitados a descubrir a María en las personas que sufren por sus hijos que son víctimas de injusticia, impunidad, violencia, traición… y demos pasos firmes que nos lleven a salir de nuestros propios límites para compartir la alegría y la esperanza en contextos desolados.

¿De qué manera quieres vivir la espera de la resurrección?

—Celina Segovia Sarlat RJM

Entradas recientes

¡Síguenos!

Share This