¿En qué Dios crees?

por | Abr 8, 2024

Yo creo en un Dios que me busca constantemente a pesar de mis metidas de pata. Creo en un Dios a quien le importan las personas y sus necesidades. Según Jesús es un Padre amoroso al cual llama “abbá”. Y así cada uno podría decir lo que piensa y “sabe” de Dios, sin embargo, serán nuestras “experiencias profundas con Él” las que determinarán nuestra relación con Dios, pues el verdadero “encuentro” surge cuando nos colocamos de cara a Él; cuando nos dejamos interpelar por su Palabra; cuando comenzamos a reconocerlo y dejamos que nos cuestione, propiciando así un “encuentro”. Ya que encontrarme con alguien implica “dialogar”, compartir la vida. Implica hablar y callar, dejándome afectar por el otro, y esto es lo que sucede en la oración. Propicio un encuentro deseando estar con Aquél que me ama incondicionalmente a pesar de que diga o haga todo lo contrario a su voluntad: confiando, para escucharle con el corazón, identificando mi sentir, qué luchas internas tengo, cuáles son mis sueños o dudas, para después hacer silencio y lograr escuchar su voz, y cuando experimente su paz será la confirmación de que me escucha y sostiene. Así es Dios, solo nos pide “Estar” en las buenas y en las malas, solo quiere que nos detengamos para reconocerle, pues sabe que caminar sin rumbo o cansados nos resta energía, por eso constantemente nos invita a dejarnos tocar por Él, dejar que su amor nos sane, restaure y transforme, porque una vida sin amor es triste. Por eso para mí, Jesús es el amigo que nunca falla, Dios cómplice de mi historia.

—Cristina Gpe. Sonda Góngora, njm.

Entradas recientes

¡Síguenos!

Share This